Dado la alta prevalencia de Obesidad y Sobrepeso en nuestra población y que en la mayoría de las ocasiones, la Obesidad no es considerada como una enfermedad por los que la padecen; las personas buscan tratamientos alternativos con la esperanza de bajar esos indeseados kilos.

Lamentablemente la mayoría de estos tratamientos no han demostrado científicamente su utilidad e incluso algunos pueden ser dañinos para la salud.

Entre los tratamientos “alternativos “ están:
- Dispositivos: plantillas, pulseras, yesoterapia, cinturones vibradores, terapia infrarroja, etc
- Suplementos alimenticios: chitosan, hidroxicitrato, picolinato de cromo, lecitina, bloqueadores de almidón, vinagre de manzana,espirulina, etc

Un tratamiento médico adecuado espera una baja de peso de ½ a 1kg de peso a la semana. Esto con una dieta balanceada, aumento de la actividad física y a veces un medicamento que haya demostrado científicamente su utilidad y que la posibilidad de efectos adversos sea mínima.

belt