¿SON EFECTIVAS?

No existe ninguna manera rápida y fácil para perder la grasa del cuerpo. Incluso si se sigue minuciosamente un plan de alimentación, es importante ser realista acerca del ritmo al que se perderá el peso.

Cada kilogramo de peso excesivo contiene unas 7500 calorías. Por lo tanto si cada día durante una semana come 1000 calorías menos de las que quema, perderá aproximadamente un kilo de grasa corporal. Este es un ritmo seguro para perder peso en forma sana.overweight and diet 1318798

Las dietas fijas para adelgazar con rapidez que prometen una pérdida de peso inmediata y rápida, van asociadas a pérdidas de agua, no de grasa. Los kilos perdidos se recuperarán al volver a la alimentación habitual y engordará de nuevo.

Algunas personas que usan estas dietas si consiguen adelgazar por el efecto "placebo". Las dietas disarmónicas se han llamado también "milagrosas" ya que ofrecen una baja considerable de peso en un muy corto período de tiempo. Se caracterizan por producir marcados desbalances de macronutrientes que pueden llevar a desbalance de micronutrientes. Estas dietas, prometen una pérdida de peso inmediata y rápida, van asociadas a pérdida de agua, no de grasa.

El peso perdido se recupera al retomar alimentación habitual y se engorda de nuevo. Enfatizan particulares grupos de alimentos y prohíben otros. ( dieta del pomelo, del huevo). Intentan que el acto de comer sea más complicado (comer los alimentos combinándolos de una manera determinada o que los ingiera en determinados momentos del día. ( antidieta)

Algunas de ellas suprimen los lácteos con lo que disminuyen la ingesta de calcio, otras al suprimi los hidratos de carbono, disminuye la ingesta de vitaminas especialmente del complejo B, las que suprimen la carne suprimen el aporte de fierro que es fundamental para los niños en crecimiento, adolescentes y mujeres en edad fértil.

Entre estas dietas tenemos:

  1. Hiperproteicas: altas en proteínas, grasas saturadas y colesterol, bajas en carbohidratos, en vitamina A, C, tiamina y fierro. Estimulan pérdida de calcio, aumentan el ácido úrico, altas en colesterol, producen náuseas hipotensión y fatiga. La alta ingesta proteica produce aumento de la filtración glomerular y deteriora la función renal.

Un ejemplo clásico de hiperproteica es la "Dieta de Atkins": Basada en la dieta creada en 1863 por William Banting, quien mediante ella logró bajar 20 Kg en poco más de 9 meses, Atkins la revive a través de su libro "La revolución dietética de Atkins", publicado en 1981. Pocas dietas han tenido tanto éxito en los últimos años. Sus resultados se fundamentan en la casi eliminación de los hidratos de carbono, con un aumento desmedido de las grasas ( 63 a 84%) y un aporte proteico de 12 a 33%, haciendo caso omiso del valor calórico total ingerido diariamente.El descenso de peso atribuible a esta dieta se debe a la restricción exagerada de hidratos de carbono que conduce a cetogénesis y diuresis abundante. Por otra parte al alto contenido de grasas y proteínas puede por vía de la saciedad, limitar el consumo calórico total, al cabo que a los pocos días se hace poco apetitosa.

  1. Rica en hidratos de carbono (macrobióticas): rica en frutas, vegetales, panes y cereales, sólo permite leche descremada, bajas en sal, fierro, ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles.
  2. Dieta disociada: cada día un alimento distinto. Muy desequilibrada.
  3. Dietas de muy Bajas Calorías: Aportan 800 calorías día o menos. (<12 cal/Kg. peso ideal), 0.8 a 1.5 g. prot/Kg. ideal. Son en el fondo un ayuno modificado acompañados de adaptación metabólica. Debe incluir la recomendación de vitaminas, minerales, electrolitos y ácidos grasos esenciales. Se puede usar como sustitutos de las 4 comidas diarias. Se usa en pacientes que han fallado con tratamiento convencional.

Precauciones:deben hacerse bajo estricto control médico ya que por los años 70, se informaron muertes en USA por disfunción cardiaca (esto fué por alteraciones electrolíticas y mala calidad de la proteína usada en esas dietas). Se abandonaron por esto y por la pobre mantención de la pérdida de peso. Actualmente se producen con proteínas de buena calidad y con suplementación de vitaminas y minerales, pero los pacientes pueden presentar hipotensión ortostática, deshidratación, piel seca, intolerancia al frío, fatiga.